Human charger – site

HumanCharger®
El sol en tu bolsillo

HumanCharger® es la última generación de aparatos de fototerapia con luz brillante que controla la depresión de invierno, aumenta la lucidez mental, reduce los síntomas del desfase horario y te da energía cuando la necesitas.

HumanCharger® es un dispositivo para el bienestar y conduce la luz brillante directamente a las regiones fotosensibles del cerebro, ¡justo al lugar donde más se la necesita!

HumanCharger®

HumanCharger®

plateado

HumanCharger®

negro

Baja productividad
Ayuda a aliviar los síntomas del desfase horario.
Up level
Energía baja al principio del día.
Te da un impulso de energía extra para entrar en acción en la mañana.
Up level
Empieza tu fototerapia.
Deja que la luz haga su magia y logra más con ella...
Up level
Energía todo el día.
La sesión lleva solo 12 minutos.
Up level
Lleno de energía, todo el día.
MÁS INFORMACIÓN

HumanCharger® — Beneficios

HumanCharger aumentará tus niveles de energía, mejorará tu estado de ánimo y te hará rendir más. Será perfecto para quienes sufren de la depresión de invierno, para las personas a las que les preocupa la salud y el bienestar, atletas, trabajadores nocturnos, viajeros, artistas, estudiantes, padres que se quedan en casa, emprendedores, adictos al trabajo, etc.

HumanCharger cuenta con la aprobación Clase II(a) para Dispositivos Médicos de la Unión Europea por acelerar la recuperación de los síntomas típicos del desfase horario.

Sincronización, todo el tiempo.

La exposición a la luz ayuda a mantener el ritmo de nuestro reloj biológico, por lo que con HumanCharger siempre te sientes más energizado.

Ayuda a aliviar los síntomas del desfase horario.

Usa HumanCharger para realizarte fototerapia de manera segura y efectiva, y sentirte siempre lúcido y radiante durante los viajes largos.

Mejor sueño, mejor salud.

HumanCharger reduce la necesidad de sueño en exceso, y reduce las ansias de comida asociadas con el desfase horario, el cansancio y un bajo nivel de energía.

MANTÉN la carga

Cada célula humana sincroniza su actividad con el Sol: la principal fuente de alimento de la mayoría de las formas de vida sobre la Tierra. Sin embargo, no siempre es posible disfrutar de la totalidad de la luz del día en un entorno natural. Los estilos de vida modernos, con trabajo nocturno, viajes de larga distancia, oficinas internas con iluminación, así como también los cambios de estación afectan la cantidad de luz a la que nos exponemos regularmente.

La reducida luz diurna causa muchos problemas: desde depresión de invierno, cambios de humor y fatiga general hasta ansiedad, insomnio, ansias de carbohidratos y desánimo. Estos síntomas generalmente aparecen en los meses de otoño e invierno, cuando las noches se hacen más largas y la luz del día es escasa. Las personas que trabajan en entornos privados de luz o en turnos nocturnos también pueden sufrir síntomas similares. El desafío que presentan las latitudes del norte y los estilos de vida modernos es que la luz diurna ambiente no está disponible regularmente.

La terapia con luz brillante se implementó en los años 80 para el tratamiento de estos síntomas, aunque era administrada principalmente por los ojos, los cuales son sensibles a la luz. Esta requería que la persona se sentara en frente de una lámpara de luz brillante durante una hora todos los días.

Entre 2008 y 2010, investigadores de la Universidad de Oulu descubrieron que, aparte de los ojos, existen áreas del cerebro que también son sensibles a la luz gracias a las mismas proteínas fotoreceptoras que EE. UU. y el Reino Unido habían descubierto en los ojos exactamente 10 años antes; y que la luz puede llegar a estas áreas del cerebro a través de los conductos auditivos, el tejido del oído, y el cráneo. El cráneo de los mamíferos grandes, incluyendo a los humanos, permite que la luz pase naturalmente y, en condiciones normales de luz diurna, el cerebro está siempre expuesto a la luz durante el día.

Las mayores ventajas de la fototerapia auricular de HumanCharger son la comodidad y la eficiencia. El dispositivo también consume mucha menos energía que las lámparas de luz brillante tradicionales, y no causa irritación ocular.

La empresa